viernes, 15 de febrero de 2013

Simples críos.

¿Qué ha pasado?
Que los chupetes se convierten en cigarros, el agua en vodka, las bicicletas en coches, los besos en sexo. ¿Te acuerdas cuando volar significaba columpiarse muy muy alto? Cuando 'protección' significaba usar casco cuando montabas en bicicleta. Cuando lo peor que podías recibir de una persona eran piojos. Cuando sólo amábamos a nuestros padres. Los hombros de nuestro padre eran el lugar más alto del mundo y tu madre era una heroína. Tu peor enemigo era tu hermano, los problemas de velocidad eran causados por quién corría más rápido. 'Guerra' era sólo un juego y la única droga que conocías era el jarabe para la tos. El dolor más fuerte que podías sufrir era el de tus rodillas raspadas y 'adiós' significaba sólo hasta mañana. Todo esto era lo mejor del mundo, pero no pudimos esperar a crecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada