martes, 1 de mayo de 2012

Love hurts

De vez en cuando se sienta a mirar las fotos de ese album polvoriento que guarda bajo la cama y deja que los recuerdos se apoderen de él durante unos instantes de debilidad.
Los recuerda juntos, la recuerda a ella. Esa manera tímida que tenía de sonreir, ese mechón de pelo siempre tapandole la cara y esas mejillas siempre sonrosadas.
Nunca supo porque se tapaba las manos con las mangas de su chaqueta aunque no hiciera frío. Pero le parecía realmente simpático. Sin duda, una persona de las que marcan la vida de uno.
Una voz suave, delicada, que le hacía enloquecer cada vez que le susurraba un "Te Quiero" al oído y acariciaba su cara mientras cruzaban miradas de complicidad.
Esas noches a su lado, donde el tiempo desaparecía, y solo eras ellos dos, dos amantes bajo las sábanas de su cama, donde no existía la verguenza, los tabues, los problemas, solo alegrias sin sentido.
Un fuerte sentimiento que desgraciadamente llegó a su fin el día de su marcha.
Ni un adios. Ni una nota. Ni una llamada. Simplemente desapareció, sin explicaciones.
Aun no llega a comprender el porque de su partida, solo espera que algun día, pueda volver a agarrar su mano y mirarla a los ojos. Esos ojos color avellana que brillaban con la luz del sol.
Es triste si. Triste perder a una persona a la que uno amaba y sigue amando de tal manera. Es duro recordar que esa persona lo era todo, y ahora, se ha convertido en nada.
Pero el no quiere pasarlo mal. No. Sabe que todo llega a su final. Tiene buenos recuerdos, enormes recuerdos con ella. Lo cual, le hace sonreir. Ya no esta, eso lo tiene claro. Pero prefiere sonreir por que un día estubo ahi, que llorar días y días su perdida.
Es simplemente una lección más de la vida


#SuperDuper

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada