domingo, 15 de abril de 2012

People change.

No soy quien para juzgar a la gente que decide cambiar. ¿Pero y si ese cambio es a mal?
¿Y si me niego a ver como esa persona se convierte en algo asqueroso y horrible? ¿Acaso he de aguantar y ver como echa a perder su vida de esta manera? No. no estoy dispuesta a hacerlo. Pero tampoco puedo hacer nada más, ya que al fin y al cabo, es su vida y él decide.
Recuerdo muy bien una frase que me dijo casi nada más conocernos, quizas suene muy basto, muy irónico o yo que sé como sonará, pero para mi, que me dijera: "Yo no beso a ninguna chica si no estoy seguro de que quiero algo más con ella".
Si él se escuchase ahora, le daría verguenza, y quizas se daría cuenta de que ya no es el de siempre. Que poco a poco, a raíz de los problemas que nos ocasionamos mutuamente, cambió hasta tal punto de estar irreconocible, e ir de flor en flor, cada día conociendo a una nueva individua, con la cual mantendría estupidas conversaciones de "Hola" y "Adios" hasta conocer a la siguiente.
Me decepciona. Me apena. Era una buena persona. Quizas la persona más maravillosa que llegue a conocer en toda mi vida. Pero hasta las mejores personas se echan a perder. Y esta, no iba a ser una excepción.


Siempre te recordaré cada vez que pase frente a la estación de tren. Hasta siempre.


#SuperDuper

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada